Por Juan Manuel Quiroga

Tomás Marchiori (6): Lo exigieron con un remate de tiro libre que la mandó bien al corner y sobre el final le tapó un mano a mano a López. Poco trabajo para el arquero.

Alejandro Molina (6): Pasó bien al ataque para hacer sociedad con Berterame. En la primera parte fue un verdadero dolor de cabeza para los defensores rivales, ya que se cerraba y lo perdían.

Diego Mondino (6): Sin fisuras para el primer marcador central que no dejó jugar en ningún momento al goleador Bravo.

Renzo Vera (8): Impasable en el fondo del Lobo. Rápido para hacer los cruces y para ganar todo de arriba. Le dio salida al equipo con buenos pelotazos cruzados.

Leandro Aguirre (6): No lo desbordaron y tuvo buen criterio para proyectarse. Sacó dos remates potentes que fueron bien contenidos por el arquero Vega.

Jacobo Mansilla (5): Se hizo cargo de la pelota en el primer tiempo, pero le faltó claridad. Salió reemplazado a los pocos minutos del complemento.

Franco Carrasco (7): El volante central ingresó por el suspendido Ramírez y jugó un gran partido. Estuvo siempre cerca de la jugada para presionar y jugó a uno o dos toques. Salió por García ya que estaba amonestado.

Santiago López (6.5): Las pidió todas, generó sociedad en ataques y no se escondió nunca. Si bien le faltó claridad, el «10» del Lobo demostró que está a la altura.

Lucas Carrizo (5): Poco desequilibrio por la banda izquierda.

Lisandro Cabrera (5): Se paró entre los dos centrales y no le llegó ninguna clara. La única que tuvo la mandó al fondo de la red, pero el línea había levantado la bandera.

Gonzalo Berterame (6,5): Activo y movedizo, pero poco claro. Igualmente fue lo más peligroso del equipo en ataque.

Ingresaron

Fernando Cortés (5): Le cambió la cara al equipo con su velocidad, pero decidió siempre mal en ataque.

Emmanuel García (5): Se paró atrás de López y le dio equilibrio al equipo en su estadía en cancha.

Brian Zabaleta (-): Pocos minutos para ser calificado.