Por Sebastián Palacios

El Tomba sumó una nueva derrota, esta vez, frente a Lanús por 2-0. Así puntuamos a los protagonistas

Quizás te interese: «Así no, Tomba» 

Rodrigo Rey (7): El responsable de que el partido no termine en goleada. Tuvo tres intervenciones clarísimas por tiempo. No tuvo responsabilidad en los goles.

Gabriel Carrasco (5): Mucho ida y vuelta, buscando sumarse al ataque aunque poco productivo. En defensa no sufrió.

Gianluca Ferrari (5): Cometió varias infracciones pero se la bancó bien contra los delanteros. Correcto partido.

Marcelo Herrera (4): Alternó buenas y malas, pero estuvo al borde de la expulsión. Cometió un claro penal que derivó en el 2-0.

Gabriel Alanís (5): Intentó proyectarse siempre, llegando hasta el fondo o terminando las jugadas como lo indica el manual. En el complemento, lo desbordaron con facilidad.

Marcelo Freites (4): Buscó generar peligro con su velocidad por la banda, pero sin mucho éxito. No logró explotar su potencial y se fue perdiendo con el pasar de los minutos.

Juan Andrada (4): Intrascendente en el juego y poco en la contención. De una pérdida suya, llegó el primer gol del partido.

Fabián Henríquez (4): Volvió a jugar condiciones gran parte del partido. Poca participación. Se fue reemplazado.

Valentín Burgoa (5): Interesante en el primer tiempo, haciendo la pausa y generando peligro por banda izquierda. En el complemento se apagó y se fue reemplazado.

Santiago García (4): No lo pudieron abastecer en ningún momento. Buscó retroceder para tener contacto con la pelota, pero sin mucho éxito.

Tomás Badaloni (5): Tuvo la primera de riesgo y fue partícipe en cada jugada de riesgo del Tomba. Pero, igual que al Morro, lo abastecieron muy poco.

INGRESARON

Miguel Merentiel (5): Presionó, corrió y metió desde su ingreso, pero no llevó mucho peligro al área rival.

Agustín Manzur (5): Entró en lugar de Henríquez para darle otro aire a la mitad de la cancha.

Sebastián Lomonaco (-): Poco tiempo para ser puntuado.