Por Sebastián Palacios

Rodrigo Rey (6): Tuvo intervenciones claves para mantener al equipo con chances en el partido. No tuvo responsabilidad en los goles.

Gabriel Carrasco (3): Tuvo un duelo mano a mano con Obando, pero le costó cuando Más y Pol se acercaban a hacerle el 2 contra 1 en la banda. Por no rechazar, perdió la pelota donde se originó el primer gol del partido.

Marcelo Herrera (4): Quedó mal parado en reiteradas oportunidades, por las fallas de los laterales. En el juego aéreo se vio lo mejor de él.

Danilo Ortiz (4): Mostró firmeza en el primer tiempo cuando Boca se filtraba por todos lados. Pero en el tercer gol, se le escapó Izquierdoz y solo miraba como definía.

Cristian Almeida (3): Hizo aguas todo el partido. No supo como frenar a Salvio y a Buffarini, que se le filtraron cada vez que el Xeneise aceleró.

Marcelo Freites (5): Tuvo algunos chipasos por banda derecha generando faltas cerca del área de Boca, pero no mucho más.

Wilder Cartagena (5): No mostró gran protagonismo pero no desentonó. Siempre claro para pasar la pelota; pero no resaltó porque todo el peligro se generó por las bandas.

Fabián Henríquez (5): Rápido para ser el lanzador de los pases filtrados para los hombres de ataque. Firme en la marca y siempre al límite como es habitual. Volvió a tener una actuación correcta.

 Gabriel Alanís (3): Poco relevante mientras estuvo en cancha. Le costó el retroceso y no pesó en ofensiva.

Juan Brunetta (7)Hizo todo bien. Fue el conductor del equipo para generar peligro con su desequilibrio individual y su buena pegada. Asistió a Badaloni en el gol y tuvo dos remates claros para empatar el partido (uno pegó en el palo).

Tomás Badaloni (6): Aguantó contra todos cuando el equipo no pasaba mitad de cancha. Tuvo un cabezazo que se fue rosando el palo; pero en la siguiente jugada no falló y liquidó a Andrada. Letal en el área.

INGRESARON

Luciano Pizarro (4): Entró para darle más juego al equipo, pero justo sufrió el tercer gol que liquidó las acciones. Apenas algunas pinceladas de su calidad, pero no mucho más.

Jaime Ayovi (4): La tocó muy poco desde su ingreso. Apenas una jugada en mitad de cancha que intentó gambetear (terminó perdiendo) y una en el área donde se demoró en definir. Le falta desde lo físico todavía.

Miguel Merentiel (4): Entró con el partido resuelto y apenas tuvo contacto con la pelota.