Por Elen Sarmiento

Gimnasia y Esgrima goleó ante Atlético Rafaela. Era necesario este fin de semana una victoria en forma de visitante. De esas que dan cierto alivio. Que te oxigenan. Que te brindan algo de esperanza. Gimnasia jugó, acertó en los pases; intentó ser punzante sin descuidarse del todo atrás; y convirtió cinco goles.

Quizás te interese: Dos suspendidos para recibir a Sarmiento.

Luego de lo que fue un comienzo de año con algunas dudas futbolísticas y con rendimientos por debajo de lo esperado debido a la falta de ritmo producida, el equipo de Diego Pozo mostró ante Rafaela su versión Premium. La actitud, la entrega y el corazón innegociable de este equipo salió a relucir como siempre.

Se vio un equipo con una solidez defensiva, mediocampo fluido, mezcla casi perfecta entre presión, intensidad y precisión, y muchas situaciones de gol llegando desde varios puntos cardinales al arco rival.

Para el Lobo el jugar como visitante se ha convertido en un calvario en este semestre. Han disputado 10 encuentros fuera de casa y solo habían ganado un partido (Almagro). Frente a Atlético Rafaela pudieron contar esa racha, algo fundamental si quiere aspirar al reducido. Primera goleada del equipo de Pozo. Los once titulares, como los tres que ingresaron, fueron importantes cada uno en sus puestos. Tiene que seguir así.