Por Redacción Entrelíneas

Iván Ramírez, volante fundamental en el armado del equipo de Diego Pozo, finalizó su contrato con el Lobo el pasado 30 de junio y está evaluando posibilidades. Si bien no le cierra la puerta al club mendocino, buscará pegar el salto a primera división.

En diálogo con Dos de Punta, el volante afirmó: «Me quedaré en Mendoza hasta la semana que viene. Me iré a mi casa a esperar novedades. Por ahora estoy entrenando». Y agregó: «Quiero ver si tengo posibilidades de jugar en primera división. También me han llamado otros equipos de la categoría».

También te puede interesar: «Aguirre renovó contrato»

«Hay que resolver un tema con Flandria. Más allá de que acá estoy bien, extraño estar en mi casa en Buenos Aires. Me quedaría más tiempo, pero veremos qué vamos a hacer. Tengo que acomodar las cosas», explicó.

«Escuché algo de Patronato, pero no me he comunicado con nadie. No quiero soñar con algo que después no se da. Lo tomo con calma.», concluyó.