Por Sebastián Palacios

El préstamo de Rodrigo Rey con Godoy Cruz llegó a su fin, y debido a la indefinida fecha para el regreso del fútbol argentino, el club tomó la decisión de no negociar con PAOK una extensión en el préstamo del arquero, que había vuelto a ponerse el buzo de arquero a principios del corriente año.

«Siempre dije que mi relación con Godoy Cruz será parte de mi vida. Algún día tendré la chance de volver a formar parte del club, ya sea jugando o como técnico. No es un chau, es un hasta luego«, expresó el golero, despidiéndose del mundo de Godoy Cruz para retornar al viejo continente para vestir los colores del PAOK de Grecia, club dueño de su pase.

Tras su cumplirse su corta estadía en su regreso a Mendoza, el arquero sinceró: «Para el mundo del fútbol, este 2020 nos está dejando un sabor amargo. Hubiese querido jugar más«.

Con la partida de Rodrigo Rey, los dirigentes ya analizan algunas opciones para reforzar los tres palos, aunque existe la posibilidad de quedarse con Roberto Ramírez y Juan Cruz Bolado, por lo menos, para los próximos 6 meses.