Por Sebastián Palacios

Mientras las negociaciones por contratar a Marcelo Weigandt se encuentran en «stand by», los dirigentes del Tomba se mueven en búsqueda de alternativas para reforzar el lateral derecho. En las últimas horas trascendió el interés por un nuevo nombre. Se trata de Lucas Blondel, defensor de Atlético de Rafaela, aunque su arribo no parece nada sencillo.

Quizás te interese: «Brunetta, con un pie en Europa»

Uno de los déficit que tuvo Godoy Cruz a lo largo de la temporada 2019/20 fueron las falencias defensivas. Es por ello, que el entrenador apunta los primeros cañones a fortalecer la última línea. El pedido y debilidad del DT es Marcelo Weigandt, a quien conoce de su paso por las inferiores de Boca y hoy se encuentra sin lugar en el primer equipo Xeneise. La negociación se encuentra estancada por diferencias en la operación, pero no está caído.

También te puede interesar: «El Tomba tendría nueva marca para el centenario»

En caso de no prosperar la llega del Chelo a La Bodega, los dirigentes ya sondearon al «plan B». Hablamos de Lucas Blondel, lateral derecho de 23 años, que juega la Primera Nacional defendiendo los colores de Atlético de Rafaela, quien además es dueño de su pase. Según nos confiaron, desde el club rosarino solo ven viable su salida «mediante una venta», la cual implicaría una inversión que rondaría $800 mil dólares por su ficha.

Polifuncional: además de lateral defensivo, en la Crema le tocó jugar de extremo llegando a convertir goles. // (Foto: Diario La Opinión de Rafaela)

La idea inicial de los popes Tombinos es cerrar el arribo del lateral derecho mediante un préstamo, aunque en caso de que el club rosarino decida no dar el brazo a torcer, deberán decidir si se sientan a negociar o si buscan una nueva alternativa.