Por Juan Manuel Quiroga

Independiente Rivadavia no tendrá a un jugador clave para las semifinales con Sarmiento como lo es Pablo Palacio. El volante de 18 años es indispensable para el equipo de Gómez por su desequilibrio individual. Es por eso que el entrenador Leproso ya piensa en variantes para el partido del sábado por la noche. 

El reloj marcaba 38 minutos cuando en una corrida para marcar, Palacio se agarró su aductor derecho y se quedó tirado en el piso de la República de Mataderos. La Lepra estaba empatando el partido y ni siquiera intentaron hacer que vuelva. Palacio se resintió de la distensión que había tenido por Copa Argentina contra Midland y frente a Nueva Chicago la lesión se agravó y el lunes por la noche se confirmó el desgarro que lo dejará afuera entre 15 y 21 días.

Ahora es el momento en el que Gabriel Gómez se tiene que jugar un pleno. Si bien tiene opciones, ninguna es de la jeraquía de Pablo Palacio, más allá de que tenga tan solo 18 años y 10 partidos en la B Nacional.

Las opciones:

Nicolás Quiroga: Iba a ser titular en la ida ante Nueva Chicago cuando se pensaba que Palacio no iba a llegar. Pelé es el que más chances tiene. Le da juego al equipo y aporta en la pelota parada. Le falta despliegue.

Lautaro Disanto: Sufrió un esguince en Bahía Blanca frente a Olimpo y se resintió de la lesión en la semana previa a la ida por los cuartos de final. Fue titular en varios partidos del campeonato, pero da la impresión de que por su inactividad (un mes sin jugar) si llega sería para ocupar un lugar en el banco de los suplentes.

Ignacio Irañeta: Cada vez que entra se lo nota mejor física y futbolísticamente. Para Gómez es importante en los últimos 30 o 25 minutos. Ahí el entrenador considera que saca mayor ventaja con su velocidad.

Federico Guerra y Matías Tissera: Difícil que el entrenador tome la decisión de cambiar el sistema. Todo depende de que ve Gómez en el rival. Guerra le aportaría más guerra a la mitad de la cancha y Tissera más verticalidad y rapidez al ataque. Igualmente casi descartados para que sean titulares.