Por Gustavo Pinto

La Liga mendocina, en su afán de ‘aggiornarse’, le dio forma en la noche de este miércoles a una innovadora competencia para estos lares. Se trata de la Copa Mendoza, un torneo que involucra a todos los clubes mendocinos, tanto de la Primera A y como de la Primera B, y que tendrá como novedad principal que todos los gastos que depare esta competencia serán solventados de manera íntegra por la Liga mendocina. Toda una ‘patriada’ de la casa de calle Garibaldi.

¿Y cómo se va a jugar? La Copa Mendoza se comenzará a disputar a partir de julio y se desarrollará de manera paralela a los torneos de Primera A y B. En primera instancia, al estilo Copa Argentina, se dispuso una fase clasificatoria y donde los diez equipos de la B se eliminarán entre sí para que los cinco vencedores se metan en el cuadro principal de la competencia. La Primera Fase, entonces, estará integrada por los cinco equipos de la fase clasificatoria más catorce de Primera A y un invitado de la Liga Rivadaviense: Montecaseros (un total de 20 equipos). Se eliminarán a un partido en cancha neutral y clasificarán diez a la mejor parte de la Copa (los ganadores recibirán un premio de 15 mil pesos).

Así quedó el cuadro de la innovadora Copa Mendoza que se sorteó esta noche en la sede de la Liga Mendocina.

Los diez clasificados de la Primera Fase disputarán Octavos de Final. Para esta etapa se suman los más poderosos de la casa: Godoy Cruz, Independiente Rivadavia, Gimansia, Maipú, Huracán Las Heras y San Martín. Los 8 ganadores de esta instancia, que se disputará en setiembre, se quedarán con 30 mil pesos cada uno. Y así sucesivamente se disputarán Cuartos de Final (70 mil pesos para los ganadores), Semifinales (200 mil pesos) y la gran final (500 mil pesos), que está programada para jugarse en diciembre en el estadio Malvinas Argentinas.

La propuesta suena atractiva. Su éxito, sin dudas, va a depender de la importancia que le den los clubes de mayor jerarquía.