Por Redacción Entrelíneas

Lucas Bernardi está en la cuerda floja, los resultados no acompañan y los dirigentes ya no tienen más paciencia. Sacando el partido por Copa Argentina no ha ganado y hasta los hinchas no ven con malos el cambio de entrenador.

Los dirigentes del Tomba no soportarían otra mala presentación y ante una derrota el DT será destituido del cargo. Por eso es muy importante el partido del lunes y también importará el cómo. Un empate mostrando algunas momentos de buen fútbol será analizado.

Bernardi agarró un domingo 3 de marzo después de que Gómez sacara 3 puntos sobre 18. El DT dirigió 4 partidos por Superliga (un triunfo, dos empates y uno perdido) y 4 más por la Copa de la Superliga (2 empatados y 2 perdidos).

En la Copa Libertadores ganó dos encuentros (Sporting Cristal y Universidad de Concepción), empató cuatro veces y perdió dos (Olimpia y Palmeiras).

En este semestre y teniendo una larga pretemporada encima, el equipo tampoco ha respondido y solamente ganó por penales su duelo ante Huracán por Copa Argentina. Por la Superliga perdió ante San Lorenzo y frente a Arsenal en el Malvinas Argentinas. 

Los números hablan por si solos y los dirigentes se amparan en ellos. La efectividad de Bernardi da un 30% (24 puntos sobre 78 en juego). 

¿Podrá ganar en Tucumán y empezar a enderesar el barco?