Por Juan Manuel Quiroga

Godoy Cruz cayó en Brasil ante Palmeiras con un error grosero del árbitro uruguayo que quebró el partido al cobrar un penal insólito para que el Verde se pusiera en ventaja.

El Morro esta vez se cuidó y fue cauto a la hora de hablar del arbitraje: «Nos vamos con bronca por perder un partido como estos. Tuvimos el encuentro controlado hasta la situación del penal. El segundo gol también viene de una jugada desafortunada.

«Nos vamos con la mente tranquila porque dimos todo. Somos un plantel joven y plantamos cara. Por eso me siento orgulloso, manifestó el goleador.

Por otro lado, Varela comentó una frase polémica que le dijo el árbitro: «Yo le gano la posición y no siento que me toca en la mano. Le fui a decir eso al árbitro y me respondió «bueno, que querés que haga. En esta cancha me juego la vida yo».