Por Sebastián Palacios

Repasa las perlitas del encuentro entre Palmeiras y Godoy Cruz:

EL VAR Y OSTOJICH LE ROBARON LA ILUSIÓN A GODOY CRUZ

El partido entre Palmeiras y Godoy Cruz finalizó a los 17 minutos del complemento, cuando Esteban Ostojich sancionó un penal insólito a favor del Verdao a instancias del VAR, quien advirtió la jugada «dudosa» en el área del Tomba. Raphael Veigas no falló en la ejecución y rompió el cero en el partidor. El encuentro se desvirtuó por completo y el buen partido que venía realizando el equipo de Bernardi se derrumbó.

EL MALEFICIO BRASILEÑO

Una vez más, Godoy Cruz no puede quedarse con la victoria ante un equipo de Brasil. Tal como le sucedió con Atlético Mineiro (empate y derrota) y Gremio (dos derrotas), en la edición 2017 de la Copa CONMEBOL Libertadores. Esta vez, Palmeiras el verdugo del Expreso. Un empate 2-2 en la ida, pese a poder ponerse 3-1 pero el Morro erró un penal, y la polémica derrota 4-0 en  el partido revancha de esta noche.

¡GUADAÑAZO!

Cuando restaban 2 minutos para el final (más el adicional) y con el partido 3-0 en contra del Tomba, Agustín Manzur le entró duramente al delantero Dudu y el árbitro uruguayo le mostró la tarjeta roja. El volante surgido de las inferiores duró apenas 17 minutos en cancha, ya que había ingresado en el complemento y por la expulsión terminó el encuentro en las duchas.

IMPROVISACIÓN EN EL MOMENTO

El DT del Tomba tuvo que recurrir a un esquema improvisado para enfrentarse al Verdao ¿Qué pasó? Esperaron la evolución de Agustín Aleo hasta último momento, pero el futbolista no pudo ser de la partida debido a una molestia post partido frente a San Lorenzo. Es por eso que en el once inicial figuraban 4 marcadores centrales en la zaga defensiva: Nahuel Arena, Nestor Breitenbruch, Joaquín Varela y Tomás Cardona. Por momentos, la idea pasaba por conformar una línea de tres liberando a Arena por la banda derecha.

 

DEJO EL TRABAJO, LA FAMILIA Y TODO…

Los hinchas del Tomba siguen recorriendo América de la mano del club de sus amores. En esta oportunidad fue San Pablo el destino y los fanáticos se trasladaron en avión, autos y micros al vecino país. Varios de ellos se fueron con anterioridad para mostrar los colores de su equipo en las playas brasileñas. No importa la situación económica del país, ni los días de semana, ellos aprovechan cada momento para vivir de cerca este momento histórico de Godoy Cruz.