Por Juan Manuel Quiroga

A Independiente Rivadavia le quedan dos fechas de suspensión. El Gargantini no está disponible y desde el club manifestaron que quieren jugar en el Malvinas Argentinas. Si bien desde el Gobierno acceden al pedido, la seguridad imposibilita que esto suceda. 

Quizás te interese: «Minich se lamentó por las situaciones desperdiciadas»

Matías Minich le hizo un pedido a los dirigentes: «Quiero jugar si o si en el Malvinas Argentinas por las dimensiones de la cancha y el césped». Los directivos Azules están intentando cumplirle el desea, pero no se va a hacer realidad.

Desde el Gobierno manifestaron que le alquilarían la cancha a la Lepra y que además, se la dejarían a mitad de precio. El problema está en que la policía quieren el doble de efectivos para cubrir todos los puntos y accesos del estadio. Es por eso que se haría imposible desembolsar una importante suma de dinero.

Quizás te interese: «Uno x uno: Nueva Chicago 1-1 Independiente Rivadavia»

Entonces, Independiente Rivadavia jugaría contra Brown de Puerto Madryn el lunes a las 17, en cancha del Deportivo Maipú.